No todo lo que brilla es oro: el presidente Mauricio Macri, muy enojado con el gabinete de Vidal
El presidente, la noche del domingo

No todo lo que brilla es oro: el presidente Mauricio Macri, muy enojado con el gabinete de Vidal

Adolfo Alsina. 15.8.2017. “Dejaron a María Eugenia muy sola”. Ese fue el claro mensaje, crítico, que utilizó durante una reunión con dirigentes de Cambiemos el día después de las PASO el presidente de la Nación, Mauricio Macri, para evidenciar su enojo con el gabinete de la gobernadora Vidal, al fin y al cabo la aludida en dicha frase.

De acuerdo a lo señalado a este portal por voceros de Cambiemos, Macri recibió en la residencia presidencial de Olivos a pocos referentes de su confianza, a quienes les expresó su descontento por el rol cumplido por los funcionarios bonaerenses, a quienes criticó por no trabajar a la par de la gobernadora en la campaña de cara a las PASO.

“Todos están eufóricos, menos Macri”, aseguró una fuente confiable, luego de escuchar las quejas del primer mandatario un día después de la jornada electoral del último domingo.

Las fuentes partidarias señalaron que el presidente está convencido que “no alcanzó” con la exposición evidente que tuvo María Eugenia Vidal en las últimas semanas de campaña: no hubo acto ni medio de comunicación masivo –principalmente los de mayor audiencia- en donde no estuviera presente para apoyar a los “no instalados” Esteban Bullrich y Gladys González, los rivales de la lista de Unidad Ciudadana conformada por la ex presidente de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner y el ex canciller Jorge Taiana.

En tal sentido, sostienen los voceros, el enojo del presidente se basó en la poca exposición que tuvieron los ministros de Vidal a la hora de exponer el “trabajo en equipo (palabra que le gusta utilizar de manera recurrente) que se está llevando adelante”.

A decir de quienes conocen de cerca la estrategia que tuvo Macri en estas PASO, hay un punto central en la misma: “Despedazar en esta instancia a Cristina (Fernández de Kirchner) para después aniquilarla en las elecciones generales de octubre”.

“En definitiva, el presidente trabajó e hizo trabajar a Vidal para que la diferencia sea de, por lo menos, cinco puntos”, comentó la fuente de Cambiemos, que de inmediato agregó: “Por eso no estaba tan eufórico en el momento de festejar el triunfo parcial”.

Los festejos y la “Estrategia comunicacional”

En relación a los festejos realizados en el Costa Salguero cuando los primeros datos parciales arrojaban una ventaja de cinco puntos de Bullrich sobre Fernández de Kirchner, en Cambiemos sostienen que eso fue una “estrategia comunicacional”.

Consultadas las fuentes al respecto, señalaron que la orden fue la de “salir a festejar para lograr el efecto contagio”, además de “mostrar que las cosas estaban saliendo más que bien”.

“Que no se ofenda la ex presidente, pero nosotros hicimos peronismo puro con los festejos anticipados”, agregó el vocero de Cambiemos, para luego reconocer que esa estrategia “no fue buena éticamente, pero sí muy efectiva porque logró contagiar”.

Como se sabe, pasadas un par de horas de la medianoche del domingo, Bullrich y Fernández de Kirchner empataban “técnicamente” en un 34 por ciento en el recuento de votos.

Al fin y al cabo, lo que quisieron lograr se logró: pese a no triunfar a pesar de la arremetida final del “factor Vidal” de las últimas semanas, el entusiasmo contagió “hasta a los mercados bursátiles”. El valor del dólar dio cuenta de eso, pues tras superar los 18 pesos la semana última, descendió más de 50 centavos este lunes 14. 

Envíe su comentario
.